UNA SEMANA EN ITALIA. VIAJE EN GRUPO. CAPÍTULO I – SEVILLA-PISA-LA SPEZIA

Ir a 
Capítulo II

CAPÍTULO I – SEVILLA-PISA-LA SPEZIA


COMENTARIOS


El principal objetivo de este viaje era ir a Cinque Terre. Desde hace algún tiempo que me enteré de que esos cinco coloridos y maravillosos pueblos existían, sabía que mi marido y yo iríamos algún día. 

Se lo dijimos a algunos amigos, les encantó la idea y organizamos el viaje siendo ocho en principio, aunque  por problemas personales una no pudo viajar, por lo que finalmente fuimos siete.

Después de haber hecho un tour  de una semana en Italia recorriendo algunas de sus regiones del noroeste, puedo decir que Cinque Terre no es precisamente lo que más me ha gustado, aunque estoy encantada de haber ido y conocerla, me ha decepcionado bastante, según explicaré en el próximo capítulo. Han sido otras ciudades en las que no tenía expectativas ni ninguna idea preconcebida, tampoco suponía que iría nunca,  las que me han dejado maravillada.

LOGÍSTICA

Vuelo directo con Rayanair Sevilla-Pisa a las 10:30 de la mañana con una duración aproximada de 02:30 horas.

El vuelo nos salió por 390€ por pareja con facturación de una maleta de 20 kgs. y elección de asientos en las filas 26 y 27.

Llevábamos alquilada una furgoneta que recogimos en el Aeropuerto de Pisa, una OPEL VIVARO de nueve plazas que nos salió por 840€ los 7 días con seguro a todo riesgo y depósito lleno-lleno, con la compañía Hertz


Hoteles:

Todos fueron habitrasción doble con desayuno incluido:

DÍA 1º) MIÉRCOLES 11/09/2019
Itinerario del día:

La llegada a Pisa sobre las 13:00 horas, con vuelo puntual, pero un poco complicada la recogida del vehículo de alquiler.

Tras recorrer un largo camino con las maletas hasta la zona de Rent a car y ves el cartel de Hertz en la caseta correspondiente de entrega de vehículos, te dicen que tienes que volver a una nave grande que hemos dejado atrás para hacer todo el papeleo, tuvimos que guardar una larga cola, hasta que por fin pudimos irnos a recoger el coche a la primera caseta donde estuvimos.

El Aeropuerto de Pisa está muy cerca de la ciudad, a unos escasos 4 kms. de la Plaza del Duomo.

A pesar de llevar un vehículo muy grande, no fue complicado el aparcamiento, por supuesto de pago y en superficie, no subterráneo y cercano a la Piazza Miracoli.

La furgoneta muy cómoda y afortunadamente quedaba tapada la zona de las maletas porque esa era nuestra gran preocupación, ya que teníamos que viajar varios días con las maletas en su interior.

Para acceder a la Plaza del Duomo, entramos por la Puerta de Santa María, antes tienes que pasar un mercadillo de souvenirs pero a esa hora teníamos mas hambre que ganas de comprar y pasamos un poco de él.

Aunque nuestro objetivo era encontrar un restaurante para comer como había que atravesar la famosa plaza con los monumentos delante tuya, no puedes evitar pararte unos minutos para hacer algunas fotos.

Primera imagen del conjunto monumental

Campo Dei Miracoli. Es un recinto amurallado que contiene un conjunto de cuatro magníficas construcciones, el Duomo, el Baptisterio, el Camposanto y la Torre Inclinada, que es el campanario de la Catedral o Duomo.

Notas:

· El horario de las visitas a los monumentos del Campo dei Miracoli es de 08:00 a 20:00


· Si se quiere subir a la Torre, hay que comprar las entradas online y cuestan 18€


· La entrada a la Catedral es gratuita y para el Baptisterio y el Cementerio, la entrada conjunta son 7€ y también se puede sacar online para no esperar colas.

Nos fuimos directos al restaurante «Bar Pasticería El Salvador«, que se encuentra en Vía Roma, muy cerca de la plaza del Duomo, recomendado en algunos foros de viajeros, pero no fue nada espectacular, estas fueron algunas de las comidas que pedimos, aunque no estaban malas ni excesivamente elevadas de precio, sí eran cortas las raciones y sobre todo el precio de la cerveza, superó al de la comida.

En general el precio de la cerveza en Italia es muy caro, comparado con España y otros países europeos, pero es cierto que estábamos en la zona más turística.


Ya con el estómago «un poquito menos vacío», sí nos dispusimos a visitar exteriormente cada uno de sus espectaculares monumentos.
Para visitar la torre y/o el Baptisterio y cementerio había que sacar la entrada online y no lo hicimos porque no teníamos demasiado interés. Ya era mi tercera visita a Pisa y aunque nunca he subido a la Torre sí he estado en el interior del baptisterio.
Aunque sabíamos que la entrada al Duomo era gratuita, lo que desconocíamos es que había que sacar un ticket donde te asignaban una hora y hay que ir a otro edificio, en el lateral derecho de la plaza. 

Cuando llegamos a la «biglietteria», tras superar la cola  que se encuentra en el Museo Sinopie, nos dan cita para las 18:30, esa hora era un poco tarde para nosotros pues ya prácticamente nos marchábamos de la plaza para otra zona de Pisa. A pesar de cogerlo e intentar «colarnos» con nuestro ticket por supuesto, pero más temprano de la hora impresa en él, no coló, el guarda nos echó para atrás muy desagradablemente.

Os recomiendo que lo primero que hagáis al llegar a la plaza sea sacar el ticket para la visita a la catedral y así mientras os llega la hora podeis ver todos los demás monumentos.

La Torre inclinada (desde varios puntos)

  
  

       

     

Otra vista de la Torre con la Catedral y la Fontana dei Putti

   
El Bapttisterio de San Giovanni

La Catedral (el Duomo) 

Paseamos lo suficiente por toda la plaza para recordarla los que ya la conocíamos y para retenerlo en sus retinas los que la veían por primera vez.

Disfrutamos de sus blancos edificios como si de hongos se trataran que emergen de la gran explanada cubierta de verde césped, que actualmente está prohibido pisar, cosa que se agradece porque ya hay suficiente masificación para que al menos desde esos puntos puedas disparar tus fotos con menos público.
Tomamos por la bonita Vía Santa María, al final de la plaza del Duomo a la derecha, llena de restaurantes y tenderetes de souvenirs, hasta llegar a la Plaza Dei Cavalieri, que tras la Piazza del Duomo, es la más importante de la ciudad, porque en la antigüedad representaba el centro del poder civil.

Botella gigante de Apperol, una de las bebidas más consumidas en el aperitivo por los italianos y turistas y precioso edificio estilo veneciano en Via Santa María.



Iglesia en la Plaza Francesco Buonamici


Llegamos a la Plaza de Cavalieri, Situada en el barrio de la Universidad, en el borde del centro de la ciudad medieval, a unos pocos pasos de la Piazza dei Miracoli.
Posee unos edificios preciosos pero con tan mala suerte que tenían un escenario y sillas preparados para un concierto, lo que le quitaba todo el encanto a la plaza.
Edificio del Palacio de la Carovana, donde se encuentra la Scola Normale Superiore con el monumento al Gran Duque Cosimo I de Médicis.


La Iglesia de Santao Stefano dei Cavalieri

Palazzo dell’Orologio


    

Continuamos caminando en dirección al río Arno, tras la plaza de Solferino, llegamos al Puente del mismo nombre, donde se tiene una vista del ancho río y de la bonita iglesia de Santa María de la Spina al otro margen del río.

Río Arno

 

Continuamos por esa orilla del río Arno hasta el siguiente puente, llamado Puente de la Ciudadela, donde se encuentra la Torre Ghibellina y la Estatua de Galileo Galilei, nacido en esta ciudad.


En este punto retornamos hacia el parking para recoger nuestra furgoneta y dirigirnos hacia La Spezzia, lugar donde teníamos el alojamiento para las dos siguientes noches.

Distancia hasta Hotel en La Spezzia, desde Plaza del Duomo de Pisa:  78,7 Kms. – 1 hora


Al llegar a la Spezzia, aunque el alojamiento estaba muy bien situado, en zona centrica y junto a la Estación Central de trenes, el aparcamiento era zona regulada de pago con monedas, con lo cual fue bastante complicado encontrar parking.

Una vez realizado el check in, nos fuimos a dar una vuelta por la principal calle peatonal, via Fiume y cenamos en el restaurante Pizzeria D’Angelo. Buena atención a un precio aceptable, tanto es así que a la noche siguiente repetimos restaurante.

 Curiosidad: parking de bicicletas para las de los niños.

FIN DEL DÍA

Ir a 
Capítulo II


Si quieres leer más visita: Fuente Original

Obten nuestras Ofertas Especiales
en tu email