ITÁLICA, LA CIUDAD ROMANA DE SEVILLA

En nuestra última ruta por Córdoba, Sevilla y Granada, una de las paradas que más ilusión me hacía era visitar las ruinas de Itálica, situada muy cerca de Sevilla capital, en Santiponce. Son unas ruinas de una ciudad fundada en el 206 a.C y están muy bien conservadas. Además es una ciudad donde nacieron un par de emperadores romanos muy ilustres. Seguro que a todos os suenan el emperador Trajano y el emperador Adriano, pues ambos nacieron en Itálica, la ciudad romana de Sevilla.
Italica, la ciudad romana de Sevilla
Itálica


UN POCO DE HISTORIA SOBRE ITÁLICA

Itálica se fundó en el 206 a.C con soldados romanos heridos tras una cercana batalla contra los cartagineses. Escipión, el Africano, uno de los generales romanos más famosos, dejó aquí a sus soldados heridos tras la batalla de Ilipa, una de las batallas contra los cartagineses en las guerras Púnicas. Este primer asentamiento fue creciendo poco a poco y a mediados del Siglo I a.C. Itálica obtiene el estatuto , convirtiéndose en una de las ciudades principales de la Bética.
Durante la era de Augusto, la ciudad se monumentalizó y se comienza la construcción del teatro. Mientras, algunas familias asentadas en Itálica empiezan a alcanzar una gran influencia en Roma y comienzan a aparecer por el Senado. Trajano, nacido en Itálica, se convirtió en Emperador en 98 d.C, siendo el primer emperador romano de fuera de la península Itálica. Su sucesor, el emperador Adriano, también nacido en Itálica, concretó la gran operación urbanística con anchas calles, grandes edificios públicos como las termas o el anfiteatro, con capacidad para 25.000 espectadores, y uno de los cinco mayores de todo el imperio.
Anfiteatro de Itálica, la ciudad romana de Sevilla
Anfiteatro de Itálica


DATOS PRÁCTICOS Y VISITA A ITÁLICA

Situación y cómo llegar
Itálica está situada en la localidad de Santiponce, a 7 kilómetros de Sevilla, en la carretera de Mérida.
Autobús: M-172 Sevilla – Santiponce. M-172B Sevilla – Las Pajanosas (Guillena)
Lunes cerrado
Del 01 de Abril al 30 de Junio: De 09:00 a 21:00 excepto Domingos y festivos de 9:00 a 15:00.
Del 01 de Julio al 15 de Septiembre: De 9:00 a 15:00
Del 16 de Septiembre al 31 de Marzo: De 9:00 a 18:00 excepto Domingos y festivos de 9:00 a 15:00
La entrada es gratis para los ciudadanos de la UE
Para el resto de ciudadanos: 1,50€
Columna del anfiteatro de Italica. La ciudad romana de Sevilla
Columna del anfiteatro de Itálica


EL ANFITEATRO DE ITÁLICA

Nada más entrar, lo primero que se ve es el magnífico anfiteatro. Como he comentado antes fue uno de los anfiteatros más importantes de la antigua Roma, después del Coliseo, claro está. No parece que la ciudad fuera tan importante como para tener un anfiteatro, y otras construcciones, tan impresionantes, por lo que se cree que fue un capricho del emperador Adriano, natural de esta ciudad. El suelo del centro del Anfiteatro está levantado y se puede ver el foso donde estarían los gladiadores y las bestias esperando para salir a luchar en la arena. Las gradas están muy bien conservadas y se puede subir a algunas de ellas, desde donde uno se puede hacer a la idea de como verían los espectadores los espectáculos.También se pueden ver las tripas del anfiteatro, al menos en un par de tramos. Este anfiteatro, se convirtió en Juego de Tronos en Pozo Dragón. No se qué pensarían ahora los habitantes de la primera ciudad romana de Hispalis si vieran volar dragones en su cielo.
Galerías de servicio del anfiteatro de Itálica, la ciudad romana de Sevilla
Galerías de servicio del anfiteatro
Hay unas galerías que recorren todo el anfiteatro que eran usadas como galerías de servicio, y por las que se puede pasear. En esta zona se encontró una piedra grabada con todas las normas y leyes de contratación de los gladiadores llamada Tabula gladiatoria, la cual está expuesta y traducida en una de sus paredes. Con este escrito, los historiadores y arqueólogos pudieron reconstruir con más precisión el mundo de los gladiadores y sus juegos.
Como última curiosidad, justo antes de entrar en el anfiteatro, en uno de los laterales hay una piedra con unos pares de pies tallados, se trata del exvotos de pies. Esta placa aludían a Némesis, representante de la venganza justiciera y uno de los Dioses preferidos de los gladiadores
Exvotos de pies
Para que os hagáis una idea más exacta de lo que fue en su momento el anfiteatro de Itálica, aquí os dejo una recreación en 3D del edificio y de su interior. Dura solo 1 minuto, y después de verlo, mirarás las ruinas de este anfiteatro de otra manera.


CIUDAD DE ITÁLICA

Pero la visita a Itálica no se resume exclusivamente al Anfiteatro, se puede visitar lo que en su día fue la ciudad de Itálica, la cual estaba rodeada por una muralla y su calle principal era llamada Cardo Máximo, como en todas las ciudades romanas, con orientación siempre Norte-Sur. De esta palabra deriva el término «puntos cardinales» que se usa en las brújulas, por ejemplo.
Cardo Maximo de italica, la ciudad romana de Sevilla
Cardo Máximo de Itálica
La característica que hace de Itálica una ciudad romana un poco diferente es que no solo tenía edificios residenciales o edificios públicos. En Itálica se construyeron unos edificios semipúblicos como cofradías, asociaciones o colegios, donde se reunían personas con un mismo interés, como personas de un mismo oficio y hacían actividades en conjunto. Estaban perfectamente organizadas para el hospedaje, el culto, el ejercicio o el baño.
Ruinas de Itálica, la ciudad romana de Sevilla
Ruinas de Itálica
Y la otra cosa que también  hacen de Itálica especial es la cantidad de mosaicos que se han conservado en las diferentes viviendas que había distribuidas por toda la ciudad. 
El primero que vimos fue el edificio del mosaico de Neptuno. Debido a los detalles marinos que hay en el mosaico, los historiadores creen que aquí había una piscina. Además, debido a que se encontraron algunos dibujos fálicos, se cree que era un lugar exclusivo para hombres donde, probablemente, mantenían relaciones.
Después nos acercamos hasta la casa de los pájaros, una residencia privada situada en lo alto de la ciudad. Es un enorme mosaico donde hay representados muchos tipos diferentes de pájaros, con teselas muy coloridas.
Pero el que más me impresionó fue el mosaico del Planetario, uno de los más importantes del conjunto arqueológico de Itálica. Se trata de una representación de los siete dioses asociados a los astros que regían el Universo. Están Júpiter, Venus, Saturno, Helios, Selene, Marte y Mercurio. Es también una representación del tiempo. Los romanos (y los griegos también) ya contaban los días en 24 horas. La división anual en meses eran muy parecidos a los nuestros y los días dentro de cada mes los dividían en las calendas (el primer día), las nonas (el 5 ó 7) y los idus (el 13 ó el 15). Más tarde, también dividieron las semanas en 7 días, como hacemos nosotros en la actualidad.
Mosaico del Edificio de Neptuno, Itálica, la ciudad romana de Sevilla
Mosaico del Edificio de Neptuno
Mosaico de la casa de los Pájaros, Itálica, la ciudad romana de Sevilla
Mosaico de la casa de los Pájaros
Mosaico de la casa del Planetario, Itálica, la ciudad romana de Sevilla
Mosaico de la casa del Planetario y detalle de Júpiter
Hay algún edificio más, pero esto es lo más interesante que vimos en Itálica, o al menos lo que más nos gustó. Si tienes tiempo en tu visita a Sevilla, recomiendo esta visita sin dudarlo, además, tan solo lleva medio día. Descubrir que una ciudad nació cuando Escipión dejó a sus soldados heridos tras una batalla con los cartagineses en 206 a.C y que aquí nacieron los emperadores Trajano y Adriano, es para mí, suficiente disculpa para conocer Itálica, la ciudad romana de Sevilla.