6 DÍAS POR S.DE CAZORLA, LAG.DE RUIDERA, CUENCA Y PROV. – CAPÍTULO III – ARROYOFRIO-PANTANO DEL TRANCO-LAGUNAS DE RUIDERA

CAPÍTULO  III – ARROYO FRÍO-PANTANO DEL TRANCO-LAGUNAS DE RUIDERA

Ir a 

Página Principal
Capítulo II

Capítulo IV

DÍA 3º) Domingo 27/09/2020

Salimos de nuestro hotel en Arroyo Frío, abandonando Cazorla con la misma sensación de las otras dos veces que había estado, que han quedado tantos pueblos pendientes de visitar, tantas rutas y naturaleza que patear,  tantos animales y vegetación por ver, tantos miradores ….
Aunque la ruta de senderismo por el parque ha sido repetida, el día anterior fue totalmente novedoso, vimos un santuario, castillo, cueva, pueblo, buitrera, paisajes maravillosos, etc.
Mis viajes son tan cortos y concentrados que quiero abarcar tantas cosas que al final siempre me voy de los sitios con la miel en los labios y eso hace que siempre quiera volver a los lugares donde ya he estado. Así que, como afortunadamente estamos cerca, lo que ha quedado pendiente lo veremos en la próxima visita.
Nos dirigimos a nuestro siguiente destino: Ruidera.
Todavía antes de salir de la sierra nos quedaban algunas paradas en bonitos miradores que hay para divisar el Pantano El Tranco.
El Embalse del Tranco, es el de mayor capacidad de la provincia con 500 hectómetros cúbicos. Su construcción en los años 40 sepultó numerosos cortijos y edificaciones, que llegan a asomar en épocas de fuertes sequías. 
El río Guadalquivir, al llegar a la presa, interrumpe su flujo y abastece el embalse, retomándolo aguas abajo. Otras fuentes de alimentación son los numerosos ríos y arroyos que discurren por el Parque Natural Sierra  de Cazorla, Segura y Las Villas.
Volvimos a parar en el Mirador Félix Rodríguez de la Fuente, en el que permanecimos tanto rato la tarde anterior esperando la berrea.
Es una preciosidad las vistas desde allí, me gusta ver los sitios a diferentes horas y con diferentes luces.
Mirador Félix Rodríguez de la Fuente


A unos 20’de allí nos paramos en el siguiente mirador, «Solana de Padilla»

Para llegar a las vistas del Pantano desde este mirador hay que caminar por una zona acordonada con barandillas de madera entre pinos .


En este mirador se divisa perfectamente la  línea que marca el nivel de agua que es conocida como ceja del embalse, desprovista de vegetación por las oscilaciones del agua. Así, al permanecer inundada en épocas de máximos y expuesta a la fuerte insolación durante el estiaje, la vegetación no encuentra las condiciones necesarias para su desarrollo.

Pasamos por muchas más vistas muy bonitas pero no podíamos parar el coche para hacer fotografías y, terminado el inmenso pantano del Tranco, continuamos hacia Ruidera.

Distancia desde Hotel en Cazorla al Hotel en Ruidera:
162 kms. casi 3 horas.


Hicimos una nueva parada a la entrada de Montiel, para disfrutar de las vistas que teníamos desde la carretera, el Castillo de la Estrella, construido en el s. IX por los árabes.

No nos acercamos porque las imágenes que vimos en Internet no parecían que se conservase en muy buenas condiciones, creo que era más interesante verlo de lejos en ese montículo, dada la situación estratégica donde se encuentra, tampoco queríamos llegar muy tarde para ver las lagunas esa tarde.

Y continuamos hacia Ruidera, ya sólo nos quedaban unos 40′, 46 kms. para llegar a nuestro siguiente hotel.
C/. Encina, 10 Ruidera
En este hotel habíamos reservado un apartamento, realmente era más de lo que nosotros necesitábamos para una sola noche y por tanto lo encarecía, fueron 118€ sólo alojamiento.
Queríamos algo en el Parque natural o al menos cerca de las famosas lagunas y que fuera «mono» y fue el que más nos gustó de todo lo que vimos.
Este apartotel rústico e informal ocupa una casa de piedra, a 5 minutos a pie de Quebrada del Toro, un sendero que atraviesa una sima y tiene vistas a una laguna.
Como llegamos muy pronto nos dijo Vanesa, la dueña, que aún estaban terminando de limpiarlo y que volviéramos un poco más tarde, podíamos aprovechar para ver el Mirador del Rey porque las vistas que teníamos desde allí eran muy bonitas, de la laguna del Rey, la que he comentado antes.
Realmente estaba cerca, a 300 m. un minuto en coche.
Cierto que desde allí las vistas eran espectaculares, había incluso unos banquitos donde podías descansar un rato para contemplar el paisaje, más tarde nos explicaría Vanesa que también están puestos allí para al anochecer tumbarte en ellos y contemplar el cielo que en noches claras son una pasada ver las estrellas.
De hecho hay hasta rutas nocturnas con iniciación a la astronomía cuesta 20€ y para los que estéis interesados la podéis encontrar en la siguiente página:  RuiderActiva

Laguna del Rey desde el Mirador del Rey

El parque natural de las Lagunas de Ruidera es un espacio natural protegido y una de los grandes humedales de importancia situado en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. 

Se encuentra repartido entre los municipios de Argamasilla de Alba, Ruidera, Alhambra (sin lagunas), Ossa de Montiel y Villahermosa.
Forman el parque natural un conjunto de dieciséis lagunas fluviales a lo largo del valle del Guadiana Viejo, como continuación del río Pinilla y el Arroyo Alarconcillo; separados y conectados entre sí por barreras de formación tobácea o travertino. 
La diferencia de altura entre ellos hace que el agua discurra por arroyos, cascadas y saltos, de una a otra laguna.

Cuando volvimos, que por cierto no hay ningún problema de aparcamiento, dejamos el coche en la misma puerta, ya estaba listo nuestro apartamento, estaba en la primera planta, disponíamos de dos terrazas, amplio salón-cocina con un sofá cama, baño y un dormitorio grande con cama de matrimonio y dos literas.
Los muebles y la decoración en general eran muy bonitos y no faltaba un detalle de menaje en la cocina y salón todo totalmente nuevo y muy limpio.
Tras dejar las maletas, Vanesa nos enseñó todo el complejo que consta de piscina exterior con zona infantil, bañera de hidromasaje, zona de barbacoa, salón de juegos y mesa de billar, en fin todo lo necesario para irte allí con unos amigos en primavera o verano y pasar unos fantásticos días de descanso entre las lagunas y las diversiones del propio complejo y que nosotros esta vez no podíamos disfrutar.
Vanesa antes de llegar ya nos había enviado por whatsapp una dirección para que nos descargáramos una app, EXPLORAVIA, guía turística confeccionada por ellos con información del alojamiento, entorno, rutas guiadas por GPS, actividades e itinerarios especiales, propuestas gastronómicas, culturales y de ocio, para poder recorrer todo el parque sin saltarnos ninguna atracción, ni laguna ni restaurante, etc.
Además nos facilitó un fantástico plano y nos dio todas las explicaciones posibles para ver el parque de la mejor manera optimizando el tiempo, lastima que como sólo íbamos a estar un día y queríamos ver cuanto más mejor, tendríamos que limitarnos a hacer la ruta en coche no podríamos hacer caminos a pie.
También podéis descargaros la App oficial de la Junta de Castilla-La Mancha llamada Lagunas de Ruidera, está muy bien porque además del mapa, tiene el texto escrito y audioguía.
Suerte que en esta época del año, a pesar de ser domingo y buena temperatura, como ya no era temporada de baños, no había mucho tráfico y te permitía ir despacio para contemplar el paisaje. Desde el coche con las paradas pertinentes en sitios estratégicos se pueden ver bastante bien las lagunas, por lo menos hacerte una una muy buena idea para una primera visita.
Tengo que decir en favor de Vanesa que es una buena embajadora de las lagunas, cómo nos las vendió, espectacular, se deshacía haciendo alabanzas de ellas y estábamos deseando de comenzar la ruta, para ver esas maravillosas aguas de color verde que había visto en Croacia.
Sin parecer pedante no se si porque ya hemos viajado mucho y cada vez somos más exigentes, queremos ver cosas que nos sorprendan, me parecieron muy bonitas, maravillosas, por supuesto que estando tan cerca volveremos, pero aunque sea el mismo fenómeno que ocasionó el color del agua de los lagos de Plitvice en Croacia, que tuvimos la suerte de conocer en el año 2010 no vimos esos colores, salvo pequeños tramos.
También es cierto que no siempre las aguas tienen el mismo color depende mucho de la luz, del sol y la hora del día y el punto desde donde se encuentre uno, porque en Plitvice, a primera hora, al ser muy temprano y estar un poco nublado , tampoco vimos esos colores hasta más entrada la mañana y cuando el sol empezó a brillar.
Claro que en los lagos de Croacia no se puede uno bañar y Ruidera sí, pero nosotros como no somos muy de baños no le damos tanta importancia.

Plano de Internet

Plano que nos facilitó Yolanda en el Hotel para servirnos de ayuda junto a la app.

Los nombres de las dieciséis Lagunas (incluyendo el embalse de Peñarroya), que se encuentran distribuidos a lo largo de 25 kms. son los siguientes:

Embalse de Peñarroya, Laguna Cenagosa, Coladilla, Morenilla, Del Rey, La Colgada, Batana, Santo Morcillo, Salvadora, Lengua, Redondilla, San Pedro, Tinaja, Tomilla, Conceja y Blanca.

Los primeros manantiales emanan en la laguna Blanca y las aguas llegan hasta las lagunas bajas y el embalse de Peñarroya.
Dejamos el pueblo y nos adentramos en las Lagunas, la primera que nos encontramos es la del Rey , justo a la salida, tiene una zona en la que está permitido el baño. Gracias al mirador que habíamos estado antes la convierte en una de las más fotografiadas. 
A partir de aquí, las lagunas dejan de pertenecer a Ciudad Real y pasan a Albacete. Ya en territorio albaceteño hay 10 lagunas. 
Como ya era un poco tarde lo primero que nos planteamos fue comer y después hacer la ruta. Vanesa nos sugirió un par de restaurantes (Moreno y La Vega) donde se comía muy bien pero dado que no teníamos hecha reserva, era domingo, día fantástico soleado y que ya era muy tarde, fue complicado encontrar restaurante, todos ocupados, lo intentamos en esos dos y en todos los que nos fuimos encontrando de paso pero no quedaban huecos libres.
Por fin encontramos sitio en uno:
Hostal Restaurante Garijo
Camino Cerro de Iniesta, 1, Ossa de Montiel.
Tenía aparcamiento en la puerta y una terraza muy bonita, que con el día tan bueno que hacía daba gusto de estar sentados allí.
Nos pedimos una parrillada de verduras, perdiz en escabeche y atascaburras, que es un plato típico manchego de bacalao con patatas, nos hizo mucha gracia porque nunca habíamos escuchado ese nombre. Todo muy bueno, el servicio rápido y la chica muy amable, solo que un pelín caro.



Terminada nuestra comida y serían aproximadamente las 16:15 cuando comenzamos nuestra ruta en coche visitando las lagunas.


La primera de ellas fue la Laguna Conceja

Es muy grande y de agua color azul turquesa, es una de las más alejadas, por tanto más tranquilas y mejor conservada, tras ella y unida por el río Pinilla, sólo está la Laguna Blanca pero por esta parte se terminaba la carretera para llegar en coche y había que ir caminando desde este punto algo más de 6 kms. o llegar en coche por otro acceso pero no nos merecía la pena ya que no teníamos tiempo de verlo absolutamente todo y nos quedaban aún por disfrutar 14 lagunas más.

 

Continuamos hacia la Laguna Tomilla, sin mucha diferencia de la anterior, ya que prácticamente parece una sola separada sólo por una barrera tobácea.

De allí nos fuimos a uno de los puntos turísticos que reseñaban en el mapa, «Baño de las Mulas:Piscina natural», tanto este como el siguiente«La Plaza de Toros»,  nos costó un poco de trabajo localizarlos ya que había un tramo que la cobertura se perdía , pero preguntando dimos con ambos puntos para no saltarnos nada de los más importante recomendado.

Baño de las Mulas

  

El baño de las Mulas es muy entrañable para los habitantes del entorno del parque, se encuentra en el extremo de la laguna Tomilla. Su construcción fue con el fin de regular el caudal por medio de una compuerta.

De allí nos fuimos caminando hacia el siguiente punto turístico para ver la formación kárstica, denominada «Plaza de toros» y siguiendo el camino paralelo al río Ringurrina, a 270 mts. aproximadamente del charco de las Mulas, nos encontramos esta bonita cascada, llamada «Cascada de los Leones», surge por los distintos desniveles que lleva el mencionado río, uno de los canales de las rampa tobácea que escurre los derrames de la laguna Tomilla hacia la Tinaja.


Y a unos 200 mts. aproximadamente, siguiendo el curso del río estaba la «Plaza de toros», es un pequeño lagunazo de forma casi circular (de ahí su popular nombre), con un diámetro de 37 metros y una profundidad máxima de 2 metros, aunque el nivel del agua oscila bastante e incluso desaparece en épocas de sequía.

Todo el conjunto tobáceo de la Plaza de Toros goza de una gran importancia a nivel europeo por su rareza dentro de los sistemas kársticos, por el tamaño que adquieren las diferentes estructuras estromatolíticas y por la diversidad de formas que presenta.

Retomamos el camino de vuelta hacia la piscina natural del baño de las Mulas donde teníamos aparcado el coche. Siguiendo el curso del río Ringurrina, tomamos estas bonitas imágenes.
    

  


Volvimos a la CR-1225 para pasar por la Laguna Tinaja. 

Esta Laguna de 700 m.de longitud por 250 m.de anchura, tiene un perímetro aproximado de 1,5 km y una superficie de 9,91 has. 
Recibe este nombre por la figura a la que se asemeja su contorno perimetral. 
En las paredes de los márgenes rocosos de esta laguna pueden observarse numerosos petroglifos, grabados en la roca caliza, tanto esto como los dos túneles que la comunican con la Laguna de San Pedro, no los pudimos ver, ya que en coche no teníamos acceso y esto entra dentro de las muchas rutas a pie que se pueden hacer por el parque.

Laguna Tinaja

Llegamos a la siguiente Laguna, la de San Pedro, toma su nombre de una ermita que se encuentra en esa carretera y que veríamos más tarde, esta laguna es conocida por los lugareños como la Sampedra.


Laguna de San Pedro

  

En un saliente de la calle Estramuros frente a la laguna de San Pedro, se encuentra el Molino del Hotel Albamanjón, construcción con forma de molino, donde en su parte alta alberga la suite, es un lugar peculiar para pasar la noche. 

   

Otra vista de la Laguna de San Pedro, en verano suele ser bastante habitual el alquiler de barcas de pedales.

Al terminar la Laguna de San Pedro, continuamos por esa carretera que va paralela al Arroyo Alarconcillo hasta llegar a la Ermita de San Pedro de Verona, en el paraje denominado con el mismo nombre, donde hicimos otra parada. 
Es zona de peregrinación y culto desde hace años, la ermita fue levantada sobre los restos de una antigua ermita visigoda, la anterior fue destruida en la guerra civil y la actual se construyó en los años ochenta.

Ermita de San Pedro de Verona


En esa explanada se encuentra además de la ermita una zona de descanso y merenderos con una fuente y enfrente dos restaurantes «Venta Celemín» y «Mesón Maese Pedro», ambos cerrados

Seguimos por la C-30 pasando por la Cueva de Montesinos y a unos 100 mts. de esta en el cruce donde está el cartel «A las Lagunas de «Ruidera, 4 kms.» tomamos a la izquierda.
La cueva está ubicada en el término municipal de Ossa de Montiel, en la provincia de Albacete. Se trata de una cavidad kárstica de 18 metros de profundidad, con un fondo por el que circula el agua, originada por la disolución de la roca caliza que predomina en el parque. No se porque no la vimos, quiero recordar que nos dijo Vanesa que por estas fechas es por citas.
Es especialmente conocida por ser el escenario en el que Miguel de Cervantes situó la acción de un par de capítulos de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha.​ En ellos Don Quijote desciende al fondo de la cueva, quedándose profundamente dormido por espacio de una hora, lo que al personaje le parecieron tres días.


Laguna La Redondilla

Cuando dejamos la carretera de Ossa de Montiel, justo en el cruce, nos topamos con la laguna Redondilla.
Es la que más preocupa en el entorno. Se alimenta únicamente del agua rebosada de la laguna de San Pedro y del privatizado lagunazo de la Taza.
Al ser de pequeñas dimensiones es de las primeras en secarse si el río deja de correr.


Un poquito más adelante hicimos una nueva parada en el mirador de la cola de la Laguna Lengua.

.
Cola de la Laguna Lengua



Laguna La Lengua


La Laguna Lengua, llamada así por su forma alargada, es de las escasas lagunas inundadas por aguas superficiales. La lengua de agua avanza o retrocede ocupando toda la laguna o desapareciendo casi por completo en función de que el caudal del río aumente o disminuye en años lluviosos o secos.
Permite ver uno de los ejemplos de terrazas tobáceas, de gran valor ya que no se conoce un fenómeno geológico igual.

A continuación está la Laguna BatanaLaguna Santos Morcillos y Laguna Salvadora, las tres bastante juntas entre sí.


Las siguientes fotos son desde el mirador de las cascadas que se encuentra entre las lagunas Colgada, Batanas y Santo Morcillo, aquí no se si por la hora ya a la caída de la tarde, en algunas de ellas encontré más el color esmeralda que esperaba .

La colgada es la mayor de las lagunas con más de 85 hectáreas de extensión y una profundidad que llega casi a los 20 m. Una línea imaginaria la divide en dos y sirve de límite entre las provincias de Albacete y Ciudad Real.
Desde la carretera, la laguna colgada parece una simple continuación de la laguna del Rey, ya que ambas tienen el mismo nivel y la barrera que las separa pasa inadvertida.


Nos comentó Vanesa que el paisaje de la margen izquierda contrasta con el de la derecha, más deteriorada por la actividad humana.

En plena laguna colgada, concretamente en el punto kilométrico 2,5 se encuentra el paraje de la isla, con un puente de madera. Se trata de una pequeña isla formada artificialmente, parece ser  no existía hasta que un hombre quiso hacer un casino en medio de la laguna y echó tierra formando esta isla. Sin embargo, le pararon los pies con la declaración del Parque Natural.

Este foto no es nuestra, es de Internet, debe ser aérea, pero la pongo para tener más perspectiva y se aprecia mejor la isla.



Y ya nos marchábamos de las lagunas y nos quedaban muchas cosas pendientes de visitar y actividades por realizar, entre ellas la Cueva de Montesinos y la ruta a pie por el margen izquierdo de la laguna Colgada, el Castillo de Rochafrida, Museo Etnográfico, Cueva del Champiñón, recorrer la Sampedra en barca de pedales y …. bueno parece que no, pero hay distracción para dos o tres días más por lo menos, sin incluir baños, que como comenté antes, no somos muy aficionados a ellos.

Nos fuimos para el pueblo de Ruidera donde en la Plaza de Cervantes compramos pan y queso manchego, exquisito, para llevar y para nuestra cena en el apartamento. También estuvimos indagando los bares cercanos y horario de apertura para nuestro desayuno al día siguiente, cosa complicada porque como ya dije antes, somos madrugadores y los bares de este pueblo no lo son tanto.
Aquí pongo algunas fotos del dormitorio del apartamento, lástima que se me olvidó hacer fotos del resto de las estancias.

Ir a 

Página Principal
Capítulo II

Capítulo IV

Si quieres leer más visita: Fuente Original

Obten nuestras Ofertas Especiales
en tu email